Astori: “No entiendo por qué oponerse a mejorar la seguridad”

El ministro de Economía participó en Washington de la Reunión del Comité para el Desarrollo El ministro de Economía participó en Washington de la Reunión del Comité para el Desarrollo Presidencia

El ministro de Economía Danilo Astori salió en defensa de la Ley de Inclusión Financiera y dijo a Revista Martes que algunos delitos como las rapiñas “van a reducirse notablemente” por la reducción del dinero en efectivo. Además, negó que sea una ley obligatoria y en beneficio de los bancos.
El ministro de Economía participó en Washington de la Reunión del Comité para el Desarrollo. Antes de regresar a nuestro país, conversó con Revista Martes, sobre la Ley de Inclusión Financiera y negó varios de los argumentos esgrimidos por quienes juntan firmas para derogarla.
“Para nosotros la ley de Inclusión Financiera constituye una de las transformaciones estructurales más importantes de los gobiernos del Frente Amplio, en el área económica”, señaló el ministro y destacó cuatro aspectos fundamentales de la ley: la inclusión, la seguridad, la transparencia y el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

“Para nosotros la ley de Inclusión Financiera constituye una de las transformaciones estructurales más importantes de los gobiernos del Frente Amplio”
Astori dijo que la ley tiene un carácter inclusivo al incorporar “a las características del sistema financiero -que son positivas para la sociedad- a gente que nunca pudo tener acceso a ese sistema”.

“Una de las características más importante que tiene la ley de inclusión financiera es la de conducir a una reducción sustancial de la utilización del dinero en efectivo y por lo tanto a reducir las posibilidades de que haya precisamente eventos de inseguridad pública que son lamentables para todos”, agregó
El ministro también hizo hincapié en que la Ley de Inclusión Financiera permite un mayor control de las transacciones: “La puesta en práctica de todas las disposiciones del proceso de inclusión financiera, permiten observar con seguridad todas las etapas del proceso de actividades económicas fundamentales como el pago de retribuciones o prestaciones, como el funcionamiento de la concesión de crédito o el desarrollo del proceso de la cadena de pago”.
Otro de los aspectos mencionados por Astori es el desarrollo de la pequeñas y medianas empresas que pueden acceder al sistema financiero. “Las micro pequeñas y medianas empresas van a encontrar en esta transformación fundamental del sistema financiero uruguayo una ayuda muy importante para poder desarrollar todos sus procesos de actividad económica y comercial, con mucho más agilidad y facilidades que antes”.

“La oposición a esta ley revela que en Uruguay existen dos visiones sobre la sociedad, la economía y el futuro”
“Tradicionalmente un pequeño negocio solo por el hecho de tener que manejar dinero sin acceso al sistema financiero ha tenido serias dificultades en su funcionamiento. Con esta ley se desarticulan esas dificultades, por eso nosotros le damos tanta importancia”, agregó.
Consultado sobre la campaña para la derogación de la ley y el hecho de que recientemente se hayan sumado a ella figuras como la del ex presidente Julio María Sanguinetti, Astori respondió: “La oposición a esta ley revela que en Uruguay existen dos visiones sobre la sociedad, la economía y el futuro y que tienen diferencias importantes entre sí”.
“Negar esta ley es negar el acceso al sistema financiera de una gran cantidad de uruguayos que nunca han podido acceder a una cuenta bancaria o tener una línea de crédito o disponer dónde se van a realizar las operaciones que necesiten realizar. No entiendo porque oponerse a una ley que faculta a aquellos que lo deseen, a utilizar las ventajas de esta ley para realizar operaciones que nunca pudieron hacer por su escasa dimensión económica o por su falta de acceso al sistema financiero”, dijo el ministro y resaltó los avances que puede significar en materia de seguridad.

“Negar esta ley es negar el acceso al sistema financiera de una gran cantidad de uruguayos que nunca han podido acceder a una cuenta bancaria o tener una línea de crédito”
“Negarse a eliminar el uso de dinero en efectivo para pasar a medios electrónicos de pago, es negarse a mejorar la seguridad pública porque gran parte de los eventos que lamentamos a diario en cuanto a delitos como rapiñas están vinculados a la existencia de dinero en efectivo. Con la ley de inclusión financiera estas oportunidades van a reducirse notablemente, no entiendo porque oponerse a que haya mejores condiciones de seguridad”, agregó.

“Negarse a eliminar el uso de dinero en efectivo para pasar a medios electrónicos de pago, es negarse a mejorar la seguridad pública”
Astori planteó que con la ley se reducirá la falta de formalidad o evasión tributaria: “Esto se dificulta y se torna imposible, porque permite seguir paso a paso con rigurosidad la sucesión de hechos y acciones que constituyen un proceso de pago, de un salario de una prestación, de compras en los comercios, de todo lo que ocurre en la vida económica y comercial de un país”.
“Aprovecho para dar una respuesta también a quienes señalan que esta es una ley obligatoria que se impone utilizarla cuando se realizan operaciones. Es una afirmación falsa. En prácticamente todas las disposiciones relevantes que tiene esta ley está la opción del involucrado de operar según lo establece la ley o no, no es una ley obligatoria y por lo tanto también es falso el argumento que se hace en ese sentido”, agregó.

“No es una ley obligatoria y por lo tanto también es falso el argumento que se hace en ese sentido”
Consultado sobre los beneficios que pueden significar para los bancos el avance en la implementación, Astori respondió: “Las cuentas que están obligados a abrir los bancos para que quienes cobren un salario o prestaciones sociales opten por percibirlo -porque eligen ellos donde lo van a percibir son absolutamente gratuitas, no hay que realiza ningún pago por eso, se abren gratuitamente en todos los casos. Podríamos decir que aumentará mucho la actividad en las tarjetas de crédito y débito- cosa que ya se ha visto en el país- pero ahí entran a operar las otras ventajas sobre seguridad pública, la transparencia y el accesos de pequeñas iniciativas comerciales y emprendedores. Esta ley es en beneficio de ellos no en beneficio de los bancos”.

16/04/2019

Valora este artículo
(1 Voto)