Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Astori: “El país no resiste aumento de carga tributaria, sobre todo si queremos estimular la inversión productiva”

Astori: nuestra principal desventaja competitiva es el bajo acceso con preferencias a mercados del mundo

“Debe haber flexibilidad para llegar acuerdos, porque no se hace con actitudes intransigentes e inflexibles” “Debe haber flexibilidad para llegar acuerdos, porque no se hace con actitudes intransigentes e inflexibles” ADM

EL MINISTRO HABLÓ HOY EN ADM SOBRE "NUESTRO LUGAR EN EL MUNDO"

 

Afirmar nuestra identidad es buscar nuestro lugar en el mundo, reflexionó, entre otras cuestiones como la inserción internacional de Uruguay y la construcción de un rumbo estratégico, el ministro Danilo Astori en la presentación que realizó en la Asociación de Dirigentes de Marketing. (24-05-2018)

En su presentación el ministro Danilo Astori comenzó diciendo que se han venido apreciando “características recientes en la sociedad uruguaya, características que no conocíamos hace algún tiempo, que representan estados de ánimo, humores diferentes a los tradicionales, pero que tienen una consecuencia, para quienes trabajamos en política, que es muy importante y que no podemos dejar de ver”.
Y prosiguió: “Y es un daño absolutamente perceptible a la confianza y a la credibilidad. Y esto, para quienes actuamos en política, es muy importante, porque el daño a la política es el daño a la posibilidad de ejercer esa convicción humana de actuar sobre una realidad para modificarla”.

TIEMPOS DIFÍCILES
“Me gustaría tratar de comentar caminos para enfrentar esta situación, y ojalá para revertirla, si fuera posible. Pero antes de poder proponer ese camino debemos pensar un poco en lo que nos está pasando.”
“Propongo ordenar estas reflexiones en esto que llamamos tiempos difíciles, en la defensa irrenunciable de la política, empezando por la responsabilidad de quienes trabajamos en ella, y por supuesto la construcción de nuestra identidad como camino para apoyar, impulsar, esa actitud de defensa”, siguió.
“En un país como Uruguay, abierto, pero con un gran potencial, hablar de afirmar nuestra identidad es buscar nuestro lugar en el mundo. Y ese sería el título con el que encabezaría esta charla”, indicó.
“Cuando hablamos de tiempos difíciles y complejos encontramos crispación social, enojos, desencantos, y también por qué no decirlo, para intentar ser equilibrados una gran dificultad para reconocer los cambios positivos que Uruguay ha logrado realizar en los últimos años. Y digo Uruguay ha logrado realizar, porque los cambios los ha hecho la sociedad uruguaya. No es cierto que lo que resuelve un gobierno se verifica en la práctica, tal cual ha sido decidido. Los resultados son el producto de miles y miles de decisiones que toman todos los días los habitantes de este país y con respecto a las cuales es necesario buscar conductas coherentes a la luz del rumbo de una orientación.”
“A lo anterior es preciso agregar para destacarlo en particular los cuestionamientos éticos, referidos a hechos y conductas de cuestionamiento público cuyo eco se ha potenciado en un ambiente mundial y regional en el que han proliferado las denuncias, las investigaciones y la trascendencia acera de casos de corrupción muy asociados en algunas circunstancias al propio funcionamiento institucional de la sociedad.”

ACEPTAR IMPASIBLES LA EROSIÓN DE LA POLÍTICA ES RENUNCIAR A LA POSIBILIDAD DE AVANZAR
“Este ambiente, le ha hecho y le sigue haciendo un gran daño a la política y a quienes hacemos política. Un daño peligroso a ese bien intangible que se llama confianza y que tiene que ver también con la credulidad”, reflexionó el ministro.
“Estoy hablando de política en el sentido más elevado del concepto, la actividad humana tendiente a influir sobre la sociedad con una orientación y una profundidad previamente elegidas, contenidos a su vez en propuestas que pretenden estimular conductas de los ciudadanos que resulten coherentes con el rumbo elegido.”
“Aceptar impasibles la erosión de esta actividad es renunciar a la posibilidad de avanzar en nuestra peripecia como sociedad. Es bajar los brazos y sufrir una derrota crucial. Es renunciar al mañana. Es renunciar al futuro”, subrayó.
“Por eso hoy más que nunca es preciso resistir al avance de ese proceso de desgaste y de frustración. Y hay para ello un solo camino a recorrer. Que es el de asumir nuestro papel de sujetos de la historia. Y hacer política de calidad, no solo de partir de irrenunciables compromisos con la ética, la transparencia, la responsabilidad y la rendición de cuentas sino también por definir claramente el rumbo estratégico. No hacia un país ideal, porque los países ideales no existen. Están siempre en construcción. Ese rumbo pondrá en juego valores económicos y humanos, aspectos materiales y espirituales. Esto es: los de nuestros fueros internos, riqueza y dignidad en la vida de todos nuestros compatriotas”, reflexionó Astori.
“¿Hay un modelo a copiar, para seguir transitando por este camino? ¿Es simplemente la sociedad de bienestar, tan mencionada y tan en crisis? Sinceramente no creo en los llamados modelos. Se trata de construcciones frecuentemente cerradas e inflexibles. Por otra parte modelo no es un concepto abstracto. Precisamente por su rigidez se presenta asociado a experiencias fracasadas, como las que se han apoyado en un estatismo dominante o un pretendido reinado irrestricto de las llamadas leyes del mercado”, prosiguió.
“Prefiero una definición clara de la orientación, apoyada en valores humanos superiores, como la libertad, la justicia, la democracia, la participación, la prosperidad, que también es un valor humano superior, y el tránsito paso a paso, sin atajos tentadores pero traicioneros. El tránsito en el que cada paso cuenta. Ninguno es más importante que el rumbo y cada uno se apoya en la solidez del precedente. De modo que el conjunto es el que asegura la dirección correcta”, siguió diciendo el ministro de Economía.

LA ÉTICA ESTÁ LLAMADA A CUMPLIR UN PAPEL FUNDAMENTAL
“Esto nos lleva de la mano de fortalecer a las instituciones y las reglas de juego. No para mantenerlas incambiadas sino para que su propia evolución sea parte de la transformación. En la elección de estos valores el camino a seguir: la ética está llamada a cumplir un papel fundamental.”
“Hablo de la ética en tanto disciplina relativa a los valores o costumbres que se consideran buenos, según la concepción del bien y el mal que existe en una comunidad, a partir de sus principios filosóficos o religiosos, su visión del mundo, sus costumbres son las bases de un sistema de normas que determinan la rectitud de las conductas y que atañen al fuero interno, al espíritu de cada uno de nosotros. Pero también al estado de ánimo, la confianza, la autoestima. De esta manera la libertad, la igualdad de derechos, la democracia, la participación, la prosperidad pueden conformar la plataforma de valores desde los cuales convocar a hacer política, esa política de calidad a la que aludíamos recién”, expresó.
“Hablo de la libertad en todas sus dimensiones y expresiones, hablo de los derechos y no de la compasión, de la democracia en tanto ideal universalmente reconocido como derecho esencial de los ciudadanos, la participación en toda la cobertura del espacio público y la prosperidad y no la cultura del pobrismo. Porque no se trata de igualar para abajo.”
“Hoy quisiera detenerme en un componente fundamental de ese rumbo que refiere a nuestro lugar en el mundo. Tan crucial para identidad de un país como Uruguay, y tan difícil de construir en un mundo caótico, contradictorio e imprevisible como el actual. Es esta una reflexión que puede ser abordada desde diferentes perspectivas, sabiendo que estamos hablando de un concepto multidimensional y al mismo tiempo integral, en el sentido de la integración entre las dimensiones en juego y la explícitamente definida como una cuestión de Estado.”

LA INSERCIÓN INTERNACIONAL ES UNA CUESTIÓN DE ESTADO
“Uruguay ha tenido en materia de inserción internacional una definición que aunque no ha sido explícita es absolutamente fundamental en la historia del país. La ha encarado como una cuestión de Estado, y al encararla como tal se destaca el respeto al Estado de Derecho y la apuesta a la paz y al diálogo, la no injerencia en asuntos internos de otros estados y el respeto a sus soberanías, la promoción y la defensa a los derechos humanos, con especial referencia a la niñez, la equidad de género y la libertad de expresión, el rechazo al uso ilegal de la fuerza, el terrorismo, los crímenes de lesa humanidad, la depuración ética, la promoción activa del desarme, el fortalecimiento del mutilateralismo y su máxima expresión que es la Organización de las Naciones Unidas.”
“Las convicciones que obviamente tenemos que tener para definir absolutamente esta postura basada en valores y en conceptos compartidos por toda la sociedad uruguaya. Esta trayectoria puede ser vista también desde una perspectiva cultural. Ante todo por la presencia directa de esta perspectiva en la inserción internacional, como el aprendizaje de idiomas, la formación profesional, la promoción de capacidades artísticas, el intercambio de información y análisis de tradiciones históricas. Pero más importante aún es percibir esta dimensión desde una noción amplia de cultura, como la que propone el universalismo cultural. Esto es, la construcción de cercanías en la diversidad. Dicho de otro modo una manera de aceptar nuestras diferencias identificando y jerarquizando valores superiores como la solidaridad, el altruismo, el respeto, la tolerancia.

LA PRINCIPAL DESVENTAJA COMPETITIVA DE URUGUAY
En cuanto a la inserción internacional Astori expresó que “la principal desventaja competitiva de Uruguay radica en el muy pobre acceso con preferencias a los mercados del mundo” y ejemplificó que poco más del 30 por ciento de las exportaciones de Uruguay accede a mercados con preferencias arancelarias, mientras que Chile tiene el 96 por ciento. Agregó que “los productos que ingresan a China pagan aranceles superiores a los de Nueva Zelanda y Australia”.
El ministro Astori añadió que “Uruguay tiene bajo acceso con mecanismos preferenciales a los mercados del mundo”. En referencia al acceso al mercado chino de soja, leche en polvo, carne bovina deshuesada y productos derivados de la producción ovina, se pagan aranceles muy superiores a Nueva Zelanda y Australia. Además, “por razones del propio crecimiento que ha tenido el país, ha perdido ventajas pertenecientes al sistema generalizado de preferencias arancelarias en gran parte del mundo”, en referencia a la nueva posición uruguaya a nivel internacional como país de renta media.
Para el ministro, “Uruguay tendrá que laudar el abordaje con sus negocios de un Mercosur con problemas, para luego avanzar con terceros en posibles acuerdos comerciales”. Acotó que “lo primero a tener en cuenta es la necesidad de conocer cómo se negocia en el mundo de hoy, los ritmos y urgencias sobre con quiénes se negocia y cuáles son las técnicas de formulación de los acuerdos”.
Dijo que “debe haber flexibilidad para llegar acuerdos, porque no se hace con actitudes intransigentes e inflexibles”, porque “no se pueden adoptar posturas para todos los casos como si existiera un formato ‘Uruguay’, con criterios que no modificamos”. Recalcó que no es aconsejable adoptar un criterio permanente de exclusión de la negociación de las actividades que se consideran estratégicas con respecto a las que no lo son: “No se deben tratar siempre como moneda de cambio”.

EL NUEVO ENFOQUE PARA COMPETIR EN EL MUNDO
“El mundo supera un enfoque tradicional y estático que define que competir es vender a precios más bajos que los competidores, por lo que se procura menores salarios, tipo de cambio real alto, baja carga tributaria, buena dotación de recursos naturales y adecuada infraestructura”, señaló Astori.
El nuevo enfoque “apuesta a la creación de ventajas competitivas a partir de políticas públicas que asignan prioridad a la inversión en investigación y en desarrollo, para estimular la creación de conocimiento, la innovación, la eficiencia y la productividad”, definió.
En la actualidad, “no predominan en el mundo meras negociaciones sobre bienes y servicios, sino que la referencia fundamental es un nexo virtuoso entre el comercio de bienes, servicios e ideas con inversiones asociadas”. “Hay que mirar toda la realidad y no la que más conviene, hay que ser consciente sobre todos nuestros problemas, porque puede ser una realidad insalvable”, subrayó. “Nadie cambia lo que ignora”, sentenció.
“Gobernar es arriesgar, algunos creen que el principal riesgo es equivocarse, pero es dejarse llevar por la corriente sin rumbo, es paralizarnos y dedicarnos a explicar las dificultades”, sostuvo. “Estoy seguro de que como sociedad sabremos evitar esa actitud y dar el salto que podemos y debemos dar, empujados por la confianza”, concluyó.

mef.gub.uy
Títulación de 2121.org.uy

Descargar presentación del Ministro de Economía y FinanzasDescargar presentación del Ministro de Economía y Finanzas
http://adm.com.uy/adm/wp-content/uploads/2018/05/PRESENTACION-ASTORI-ADM-24-MAYO-2018.pdf

Valora este artículo
(0 votos)