Usted está aquí:Entrevistas y Columnas/Enrique Pintado: “Falta mucho debate y estamos jugando demasiado para la tribuna”

BOLETÍN 2121 - 09/08/2018

"El país hace años que viene trabajando y blindándose para enfrentar esta instancia" "El país hace años que viene trabajando y blindándose para enfrentar esta instancia" Espectador

CONVICCIÓN DE TABARÉ ANTE DEMANDA DE ARATIRÍ
"Estamos convencidos de que así como antes ganamos litigios internacionales, volveremos a triunfar”
Casi exactamente dos años después de que el Estado uruguayo lograra una reconocida victoria en un litigio internacional, ante la multinacional tabacalera Philip Morris, recibió una demanda por una cifra casi 13 veces mayor realizada por la minera Aratirí, que reclama 3.536 millones de dólares.
La información fue confirmada por el propio presidente Tabaré Vázquez. En declaraciones a la radio Sarandí, explicó que hace un año Aratirí había presentado la denuncia ante la Comisión de la Organización de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, pero recién el 3 de julio entregó una memoria con el detalle de todos sus contactos con el gobierno uruguayo.
Este domingo partirá hacia Washington una delegación uruguaya integrada por el secretario de Presidencia, Miguel Toma; el director de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario; el subsecretario del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jorge Rucks; los abogados Marcelo Cousillas y Eugenio Fernández; el director de Minería, Néstor Campal; y el ex ministro de Industria, Energía y Minería Roberto Kreimerman. El grupo se reunirá con el abogado Paul Reichler, integrante del estudio Foley Hoag, que defendió a Uruguay en los juicios contra Philip Morris. Según dijo Nario a Radio Uruguay, "todas las cosas que se le pidieron [a Aratirí] eran pertinentes".
Vázquez adelantó a Sarandí que el juicio final se hará en diciembre en París. "Estamos convencidos de que así como antes ganamos litigios internacionales, volveremos a triunfar, porque el país hace años que viene trabajando y blindándose para enfrentar esta instancia", afirmó.
La firma india alega que la ley de Minería de Gran Porte, aprobada en 2013, implicó un cambio de las reglas del juego y afectó la inversión que se proponía hacer.
Aratirí se ampara en el Acuerdo de Protección de Inversiones que Uruguay mantiene con Gran Bretaña, y que en el numeral 2 del artículo 2° establece que "a las inversiones de capital de nacionales o sociedades de cada Parte Contratante se les concederá en toda ocasión un trato justo y equitativo y gozarán de plena protección y seguridad en el territorio de la otra Parte Contratante". A su vez, el primer numeral del artículo 3° afirma que "ninguna de las Partes Contratantes someterá en su territorio a las inversiones de capital y rentas de nacionales o sociedades de la otra Parte Contratante a un trato menos favorable del que se concede a las inversiones de capital y rentas de sus propios nacionales".
La Ley de Minería de Gran Porte estableció un régimen tributario especial para los proyectos que superaran las 400 hectáreas de área de intervención directa de explotación de minerales metálicos. Además, determinó que las inversiones realizadas por actividades mineras no pudieran ser objeto de regímenes promocionales que habilitaran exoneraciones del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), y creó una tasa adicional progresiva de este impuesto, así como un canon de producción y un adicional al canon
para los proyectos con una cláusula de estabilidad tributaria. Según sintetizaba el sitio de Presidencia en 2013, el nuevo régimen tributario aseguraba al Estado aproximadamente 50% de las ganancias.
La Ley de Minería de Gran Porte surgió luego de que Presidencia convocara a un diálogo entre todos los partidos políticos con representación parlamentaria en 2011. Allí hubo cierto marco de acuerdo, pero durante el tratamiento parlamentario del proyecto aumentaron las objeciones, y la aprobación final sólo contó con los votos del Frente Amplio y el Partido Independiente.
El director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, dijo a La Mañana de El Espectador que la empresa nunca obtuvo el permiso ambiental para operar porque jamás terminó de presentar su proyecto definitivo. Según el funcionario el país actuó de manera “seria y eficiente” ante los requerimientos del emprendimiento.

SENADO APROBÓ PROYECTO SOBRE VOTO EN EL EXTERIOR
Payssé: “Lo único que pretende es que los uruguayos que están en el exterior puedan votar sin trasladarse”
El Senado completó la aprobación parlamentaria del proyecto de ley destinado a defender el “derecho fundamental” de los ciudadanos en el exterior, de poder votar. El proyecto salió adelante con los 16 votos del Frente Amplio, en 28 legisladores presente. La presentación del proyecto fue realizada por la senadora frenteamplista Constanza Moreira. Entre quienes respaldaron la iniciativa estuvo la senadora de Asamblea Uruguay Daniela Payssé, cuya intervención principal se reproduce seguidamente.
Señora presidenta: no voy a reiterar conceptos que comparto, pero sí voy a reafirmar algunos que me interesan.
Voy a empezar diciendo que comparto los demoledores argumentos que planteó la senadora Moreira, así como el senador Heber se hizo cargo de compartir los –a su juicio– demoledores argumentos del senador Bordaberry.
También quiero rescatar los demoledores argumentos que planteó el senador Martínez Huelmo al referirse a las posturas históricas del querido Héctor Gros Espiell, a quien recuerdo porque durante los diez años que integré la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, lo consultamos frecuentemente y su mirada siempre nos hacía reflexionar. Y es cierto, iba más adelante que los demás, pero iba y siempre en la dirección de los derechos. Entonces, aprovecho para homenajear al doctor Héctor Gros Espiell.
ES MENTIRA QUE EL PROYECTO HABILITA EL VOTO EN EL EXTERIOR
Lo segundo que quiero reafirmar son algunos conceptos que también planteó la senadora Moreira. Este proyecto que estamos analizando hace varias horas no habilita el voto en el exterior. ¡Es mentira! ¡No lo habilita el proyecto! Decir que lo habilita es no ajustarse a la verdad. Este proyecto reafirma el derecho de quienes residen en el exterior a poder hacer uso del mismo. No hay que otorgar los derechos, los derechos no se otorgan porque son propios de las personas. Residir en el exterior, señora presidenta, de ninguna manera es un impedimento para poder votar. No hace falta explicarlo acá, ya se ha dicho de todas formas.
Considerando lo que se escucha de los planteos de la gente –y no solo en este ámbito–, alguien dijo que lo único que pretende este proyecto es que los uruguayos que están en el exterior puedan votar sin necesidad de trasladarse. Es una opinión sencilla de alguien que interpretó lo que queremos hacer acá, porque los que se trasladan sí pueden votar y eso no es justo.
“EL DERECHO A SUFRAGAR ES PATRIMONIO DE TODA LA CIUDADANÍA”
El 15 de marzo recibimos un documento –supongo que todos y todas porque está dirigido a senadores y senadoras, de la Ronda Cívica Uruguay; no voy a leerlo porque supongo que lo han hecho y sabemos lo que contiene y quiénes lo firman, quiénes participaron en el grupo ejecutivo, las organizaciones, los consejos consultivos de diferentes lugares del mundo y los otros colectivos que también adhieren a esta nota–, de la que solo quiero rescatar un párrafo que dice: «El derecho a sufragar es patrimonio de toda la ciudadanía, no tiene divisas, es de todos los orientales sin distinción de pertenencias partidarias, ni lugar de residencia». A veces esto se mira con anteojos de flechar la cancha y no es así. Por lo menos, así lo entiendo yo.
Nosotros también estamos generando la posibilidad de tener un ámbito para analizar y definir una herramienta que luego –lo voy a decir, pero ya se mencionó y pudo escucharse aquí– deberá ser aprobada por dos tercios de votos de cada cámara porque es una reforma a la ley electoral y nosotros sabemos que es así.
“QUIEN TIENE DINERO VIENE, AUNQUE VIVA Y PAGUE SUS IMPUESTOS EN EL EXTERIOR”
Este proyecto también marca en qué plazos se debe expedir esa comisión y su integración. No voy a detallarlo, pero quiero reafirmar los tres conceptos que planteó la senadora Moreira cuando habló de la desigualdad que implica el no voto de los uruguayos en el exterior. Ella planteó tres puntos, por lo menos, en lo que yo recuerdo de su intervención: la desigualdad que existe entre el afuera y el adentro –obviamente–, la desigualdad que existe entre el cerca y el lejos –¡obviamente!–, y la desigualdad que se genera como consecuencia de quienes tienen dinero y quienes no lo tienen. Creo que es más que claro que esto es así y sabemos perfectamente bien –¡sabemos perfectamente bien!– que quien tiene dinero viene, aunque viva y pague sus impuestos en el exterior. Los pagan. Ese es uno de los cuestionamientos populares que puede estar circulando: que voten los que pagan los impuestos acá y los que no pagan, que no voten. Diría que los que pueden venir porque tienen dinero o porque pueden aproximarse no los pagan, pero vienen igual y votan. En ningún lugar, en ninguna ley ni en ninguna parte de la Constitución se dice que para votar hay que estar al día con los impuestos. Creo que atendiendo a estas circunstancias y teniendo los datos que proporcionó la senadora Moreira de que hay un 16 % de nuestra población en el exterior –habida cuenta de números que ella cita de IDEA y demás–, es más que razonable poder atender esto sin las pasiones que a veces se levantan en esta sala y que se expresan a través de voces aflautadas o de expresiones extemporáneas.
También se habló de las convenciones internacionales y se hizo una descripción de esos instrumentos de derecho internacional. No los voy a repasar ahora, pero vuelvo a Gros Espiell y voy a citar una anécdota. Cuando estábamos votando –no sé si fue en el 2005 o 2006– el Estatuto de los Refugiados –cuyo número de ley no recuerdo– el doctor Gros Espiell concurrió a la Comisión de Derechos Humanos y su reflexión fue –lo recuerdo tal cual–: «Solo por el artículo 45 de este proyecto ya levanto las dos manos para votarlo». Era el proyecto que hablaba de que el derecho internacional está por encima de derecho nacional. Llegó el proyecto a esta cámara y aquí se modificó ese artículo. Felipe Michelini y yo nos enojamos muchísimo, ¡muchísimo!, porque estábamos siguiendo la lógica de Gros Espiell. Vuelvo a nombrarlo y a recordarlo.
LA AGENDA DE DERECHOS ES PRIORITARIA
Voy a repetir algo que ya dije: esto tiene que ver con la agenda de derechos y para mi fuerza política, el Frente Amplio, la agenda de derechos ¡es prioritaria! Por lo tanto, lo estamos incorporando. Como dije antes, los derechos se ejercen, no se demandan, no se mendigan.
Hay algunos puntos que me llamaron la atención, pero que son simple anécdota en el marco de todos los argumentos que se plantearon acá. El senador Mieres habló de que fue una propuesta repentina –creo recordar–, casi súbita, y el señor senador Heber dijo que «Nos tuvieron seis meses en este tema no prioritario, cuando hay temas urgentes, de vida o muerte casi, que debieran ser analizados y que la bancada de gobierno no atiende». La verdad: ¡pónganse de acuerdo!, si quieren. Es una sugerencia, nada más y no una advertencia, como suele decir el senador Bordaberry cuando nos advierte sobre algún tema.
También me parece bueno poder pensar en muchos uruguayos y uruguayas que no pueden venir, pero que trabajan en representación del propio país en el exterior y ni que hablar de aquella mención que se hizo por acá de los jugadores de fútbol, etcétera, etcétera, pero no va por ahí lo que yo quiero priorizar en esta intervención que ya estoy redondeando.
“NUESTRA CONSTITUCIÓN SIEMPRE HACE REFERENCIA AL 'CIUDADANO'”
Se habló del artículo 1.º de la Constitución y al respecto quiero decir que la exposición de motivos del proyecto de ley que ingresó a la Cámara de Representantes transcribe el texto de este artículo, y a continuación expresa: «La doctrina uruguaya se ha manifestado al respecto, derribando tal argumento, en el sentido de que si se tomase este artículo como dirigido a determinar que no votan quienes se encuentren en el exterior, se concluiría también que pueden votar quienes estén en el territorio nacional a pesar de no ser ciudadanos; por la circunstancia de que la norma solo refiere a los habitantes. [...] No existe impedimento constitucional formal ni sustancial, para legislar sobre la posibilidad de voto en el exterior. Nuestra Constitución siempre hace referencia al “ciudadano”… ». Acoto que solo una vez, según nos indicó el doctor Correa Freitas, se habla de nacionalidad en nuestra Constitución. Ante una pregunta del señor senador Bordaberry, el doctor Correa Freitas argumentó que solo una vez se habla de nacionalidad y muchas de ciudadanía. Esto se puede leer en la versión taquigráfica de la comisión –no los voy a distraer con su lectura a esta hora–, a la que cualquiera puede acceder.
Retomo la lectura de la exposición de motivos: «Nuestra Constitución siempre hace referencia al “ciudadano” como la calidad exigida a una persona para ejercer el derecho al voto. La discusión no es constitucional, sino legal, en el sentido de que corresponde legislar al respecto, para poder dar efectividad y realidad a todos los uruguayos residentes en el exterior para el ejercicio de su derecho a voto».
Siguiendo con la lógica de no inmiscuirme en todos los artículos de la Constitución que fueron mencionados, simplemente quiero plantear –es bueno intercambiar ideas en un ámbito en el que disminuyen las presiones y los decibeles de la confrontación y, por lo menos, se escucha con otra disposición– que a mí me dejó una gran interrogante el argumento del doctor Correa Freitas. Él manifestó que el artículo 1.º es inconstitucional, pero también que una ley electoral aprobada por dos tercios de votos puede hacer lo que el proyecto de ley plantea. Ante esto, en la Comisión de Constitución y Legislación pregunté cómo era posible que el artículo fuera inconstitucional, pero no la ley aprobada por dos tercios de votos. El doctor Correa Freitas contestó –reitero, figura en la versión taquigráfica– que son dos mecanismos diferentes. Se consultó, entonces, si uno no prima sobre el otro. La respuesta es que no; son diferentes. Si se aprueba por dos tercios de votos no es inconstitucional.
“MUCHA GENTE NO LE TENÍA CONFIANZA AL VOTO EPISTOLAR”
He escuchado a integrantes de esta cámara plantear con profunda convicción que este proyecto de ley es inconstitucional y voy a abrir un signo de interrogación: ¿quién resuelve una inconstitucionalidad? Me hago cargo y digo que es la Suprema Corte de Justicia y no los integrantes de esta cámara, quienes tenemos otras responsabilidades y obligaciones.
Señora presidente: la papeleta del plebiscito de 2009 dice lo que dice, no voy a revolver en lo que no dice la papeleta que el ciudadano o la ciudadana colocó o no. El tema va por otro lado. Quienes quisieron, al votar, incluyeron la papeleta, y los que no, no. Pero, lo que sí queda claro es que mucha gente no le tenía confianza al voto epistolar. ¡No le tenía confianza al voto epistolar! En lo personal, me obligó a pensar y repensar y a estudiar mucho. En este país estamos muy acostumbrados a mantener el statu quo en la forma de dirimir todo lo electoral porque nos da mucha certeza y seguridad. Cuando vemos que, en otros países, por ejemplo, es algo común el voto electrónico, decimos: «¡Qué bárbaro!», pero tenemos resistencias. A nosotros nos gusta nuestro sistema, está muy incorporado a nuestra idiosincrasia y todo aquello que lo modifique y no nos dé cierto grado de verdadera certeza lo vemos con una dosis de sospecha. Y digo, porque quiero dar mi testimonio personal, que el voto epistolar –que, por supuesto, acompañé– no era el mecanismo que más certezas daba en ese momento. Por eso, reflexionar e intentar comprender a esos uruguayos que tenemos por fuera de nuestras fronteras, quienes cuando juega Uruguay –en Rusia o en donde sea– vibran igual que nosotros, que festejan el 25 de agosto haciendo el clásico asado donde estén, que cuelgan la bandera, que recuerdan su historia, su pasado y miran nuestra patria con nostalgia, no solo es un deber, sino que es seguir apostando a esa agenda de derechos.
Esta propuesta tiene que ver con qué tipo de nación queremos ser: una que incluya y abrace a los uruguayos y a las uruguayas que hoy no viven en su territorio, pero que sienten su país como lo sentimos nosotros, o una que mantenga esa cerca que tiene a un 16 % de nuestros compatriotas sin la posibilidad de ejercer sus derechos.
Muchas gracias.

LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA ESTÁ PRESENTE EN SEIS DEPARTAMENTOS
El 93% de los estudiantes de la UTEC son la primera generación de universitarios en su familia
La Universidad Tecnológica (UTEC) está presente en seis departamentos y cuenta con tres institutos técnicos regionales: En Durazno, Fray Bentos y Rivera, donde actualmente funciona en el Polo de Educación Superior y se va a inaugurar una sede propia en setiembre.
En total, son 1.700 los estudiantes entre las once carreras que ofrece la universidad -que ya tiene más de 100 titulados- y las autoridades del Consejo Directivo Central provisorio esperan llegar a los tres mil estudiantes matriculados para 2020.
La Universidad Tecnológica fue creada en diciembre de 2012 por la ley 19.043 y contó con el apoyo de todos los partidos políticos. Es autónoma, tiene un perfil tecnológico y desde el primer momento fue concebida en el interior del país con el objetivo de descentralizar la propuesta universitaria del Uruguay. De acuerdo al Censo de Estudiantes de UTEC, el cuerpo estudiantil proviene de más de 80 localidades de los 19 departamentos del país y el 12% de los alumnos son de Montevideo.

ENCUESTA EN MONTEVIDEO
Los primeros responsables por los problemas de limpieza son los vecinos
La mayoría de la población cree que los vecinos son responsables de la limpieza del lugar donde depositan los residuos mientras que la Intendencia llama a reportar los problemas.
Según datos del último Monitor Departamental de la encuestadora Equipos, al ser consultados sobre quién es el principal responsable por los problemas de limpieza que se generan en el entorno de los contenedores, el 48% de la población cree que los primeros responsables son los propios vecinos, que no son cuidadosos al depositar las bolsas de residuos. 
En segundo lugar aparece como responsable la Intendencia, porque no llega a vaciar a tiempo los contenedores. 
En este sentido, la Intendencia informó que está trabajando en alternativas para que la recolección no se vea afectada ante eventos adversos y los contenedores no se desborden bajo ninguna circunstancia. 
Ante la pregunta sobre el estado del entorno del contenedor donde deposita la basura, el 47% de la población cree que en general está limpio o muy limpio, mientras que el 32% cree que está sucio o muy sucio. 

Valora este artículo
(0 votos)